GUÍA PARA APRENDER EL HANDSTAND | STREET WORKOUT

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON EL HANDSTAND

LA IMPORTANCIA DEL EQUILIBRIO EN EL HANDSTAND
Vamos a ver una serie de ejercicios que te permitirán poder mantener la vertical durante más tiempo. No es una rutina, por lo que no debes realizaros uno detrás de otro. Elige 2 o 3… Leer más

Índice:

INTRODUCCIÓN AL HANDSTAND

El handstand, vertical o pino (como más te guste) es un movimiento muy característico de la gimnasia deportiva y que en el Street Workout también se ha adoptado. No es un ejercicio que demande excesiva fuerza; más bien su dificultad reside en el equilibrio mayormente, y en mantener una correcta postura del cuerpo en todo momento. Una vez lo hayas dominado, podrás avanzar a ejercicios más complejos. La progresión más famosa los las flexiones de pino o HSPU, aunque existen otras variantes más avanzadas como son las 90º degree push ups o los Tiger bend.

En este artículo nos centraremos sólo en analizar la técnica y te daré algunos consejos para facilitar el aprendizaje. Antes de comenzar, te dejo mis otros dos artículos que componen mi guía sobre el handstand. En ellos muestro ejercicios y rutinas para mejores tanto en equilibrio, como en fuerza.

POSTURA DEL HANDSTAND

Este elemento requiere de una técnica precisa para ejecutarse correctamente. Es normal fallar en algo al principio, pero con el tiempo irás aplicando todos los factores que conllevan la técnica.

handstand

TIPS PARA UN HANDSTAND PERFECTO

Ahora que ya sabes todo lo que debes aplicar en el handstand y eres consciente de lo que estás trabajando, voy a tratar de darte algunos tips para que puedas aprenderlo lo antes posible. Aún así, este es un movimiento que depende mucho de la persona, he visto gente que entrenándolo no ha logrado dominarlo ni en un año, mientras que otras en semanas ya lo aguantan unos segundos. Así que mi mayor consejo es, como siempre, la paciencia.

Posición de las manos: No debes colocar las manos completamente planas, sinó dejando un pequeño espacio entre los dedos y el suelo. Al estar cóncavas, te permitirán un mayor juego de empuje con las puntas de los dedos y podrás controlar mejor el equilibrio. Es importante también que separes los dedos entre sí para ocupar más superfície y tener un mayor control.

Brazos a la altura de los hombros: a la hora de realizar el pino es muy importante sentirte cómodo. Es cierto que muchas personas ponen como norma esta distancia entre los brazos, aunque yo te animo a que busques la tuya. Tampoco te vaya a los extremos; un rango muy abierto resentirá tus hombros y uno muy cerrado probablemente tus muñecas y codos pues no podrás equilibrarte bien y acabarás forzando.

Aprende a caer: parece una tontería pero es fundamental que interiorices bien el movimiento para bajar del pino. Sino lo haces, es probable que te veas arriba, no sepas cómo actuar y acabes dándote un planchazo o, lo que es peor, darle un golpe a alguien. Hay una semi-rueda para aprender, sin tirar el movimiento muy vertical y acostúmbrate a caer siempre con le mismo pié para controlarlo lo mayor posible.

No uses una pared o un compañero para que te frene: aunque esto mucha gente lo aconseja, para mi es más un lastre que una ayuda. Si ya has aprendido a caer, que problema hay en que caigas, te levantes y lo vuelvas a probar. El juego de muñecas y la corrección postural los mejorarás antes si lo haces por ti mismo. Aunque si no tiene seguridad, mejor hazlo con ayuda, obviamente es mejor que no hacerlo.

Hasta aquí mi análisis del handstand. Espero que seas una máquina y en poco tiempo logres aguantar varios segundos en este estático. Piensa que una vez le coges el truco, ya está hecho, tan sólo debes seguir practicando y perfeccionándolo. ¡Mucho ánimo!